Ante todo mucha calmaMon˛leg de Corbacho. A Barcelona